lunes, 26 de noviembre de 2012

PROPIOCEPCIÓN Y ESQUÍ


Ya no queda nada. Los pronósticos dicen que comenzará a nevar el martes. ¡¡Eso espero!! Llevo 9 semanas de preparación general y me siento fuerte aunque a la vez con ganas de cambiar. La rutina me anula y creo que esto tiene que ver con el entrenar sola. Por norma general me gusta, pero echo de menos unirme a un grupillo o al alguien de vez en cuando. Como hacía cuando corría en las pistas de atletismo de Torrejón . Cada uno a lo suyo pero no solos. (Un saludo compañeros). Y es que el deporte también está para eso. Para relacionarse con los demás.  O por lo menos yo lo siento así. Y no sé porqué pero a mí cada día me cuesta más.

Aquí todavía no conozco a nadie pero pienso que esta situación cambiará cuando empiece a subir a las pistas. O por lo menos eso me gustaría. Porque digo yo que la vida no es sólo correr, ir al gimnasio o esquiar. Por ahora estoy en plan huraña dejándome llevar por los acontecimientos. Algo que no va mucho conmigo y que me seca. Siento un poco de apatía. ¿Me estaré volviendo aburrida?? Entre la vida que tuve en Alemania y ahora esto, me queda poco para comprarme la botella de licor. Supongo que debo dar tiempo al tiempo. Pero bueno, la voluntad de momento no me falla y ese es una gran punto a favor.

También estoy planteándome ir a las clases de spinning que me ofrecen en el gym. En cuanto empiece a nevar no voy a poder continuar cogiendo la bici. Pero quiero esperar a ver cómo de duro será mi entrenamiento en las pistas. No me gustaría ir dos días a las clases y no volver. Así que sólo me queda esperar con esta incertidumbre y ganas de saber cómo será el comienzo.

Dicho todo esto y habiéndoos ubicado, voy a hablaros de la propiocepción en el esquí. No quiero alargarme, asi que he hecho un resumen sencillito para  explicar brevemente qué es y para qué sirve.


La propiocepción es la capacidad del cuerpo de detectar el movimiento y posición de las articulaciones, las sensaciones que experimenta, y la capacidad del cerebro para reaccionar a estos estímulos. De esta manera, a través de ejercicios propioceptivos, el cuerpo mantiene las articulaciones en una posición correcta actuando como mecanismo de defensa ante movimientos que pueden lesionarnos.

Si nuestra propiocepción no es correcta o no actúa con la rapidez y eficacia suficiente, será más fácil que se produzcan lesiones. Estas pueden darse ante un movimiento exagerado o fuera de lo normal como puede ser tropezar con un bache, caer en un lugar inestable, apoyarse mal el pie al bajar un escalón,etc... Pero si la entrenamos podemos fortaler nuestra musculatura y reforzar estructuras internas como tendones y ligamentos. Y esto nos ayudará a mejorar movimientos que realizamos en nuestra vida diaria.

En el esquí la importancia de la propiocepción es mucho mayor debido a que realizamos movimientos mucho más específicos. Tengamos en cuenta que el movimiento del esqui no es natural y que el terreno en el que nos movemos es mayormente irregular e inestable.


Bosu
Uno de los aparatos ideales para conseguir mejorar nuestra propiocepción y control postural es el BOSU o el PLATO DE BOHLER. Debido a su inestabilidad, el ejercicio con el bosu mejora la fuerza, la coordinación, el equilibrio, y la velocidad de reacción. También ayuda a responder con mayor eficacia determinadas situaciones que podemos encontrar esquiando. Los músculos se adaptarán mejor a las superficies irregulares y esto favorecerá el reequilibrio  y los cambios de posición.



He de decir que nunca antes habia utilizado este aparato. Para ser sincera, nunca había tenido ningún tipo de interés. Pero sabía que para mejorar debía de hacerme a la idea y ahora me gusta.
Yo utilizo un plato de Bohler. Es un tanto original ya que es de madera y hecho a mano. Esta en el gimnasio que voy y tiene ya sus años. Me gusta porque es bastante más
inestable que los bosus pero valen igualmente.

Plato de Bohler

Empecé a utilizarlo al principio de mi preparación general y no era capaz de subirlo. Mucho menos sin ayudarme de la pared. Pero poco a poco conseguí subirlo sin caerme. Mi mayor logro hasta ahora ha sido hacer sentadillas con una sola pierna.
Todavía tengo que mejorar mi posición y fortalecer mucho más las piernas, pero de momento parece que voy por buen camino. Además, he dejado de tener molestias en mi rodilla izquierda. Arrastraba molestias de un esguince que me hice hace unos 9 años, y desde que hago estos ejercicios vuelvo a poder hacer sentadillas o ponerme de cuclillas.
 


Estos son los ejercicios que yo de momento hago, pero si estáis interesados hay una amplia variedad. Os lo aconsejo porque activaréis músculos que no conseguiréis de otra manera o haciendo sólo pesas.







0 comentarios :

Mi foto
Innsbruck, Tirol, Austria

Contador

El tiempo

Seguidores

Con la tecnología de Blogger.