viernes, 22 de marzo de 2013

Y LLEGÓ EL DÍA

Eran las dos de la madrugada, las tres… no podía dormir. Al día siguiente tenía la prueba de acceso. Caí de cansancio pero a las siete estaba en pie.
Salí a primera hora de la mañana para plantarme en el telesilla. Quería calentar y liberar tensiones. Así que hice todas las bajadas que pude.
A las 10:00 todos estábamos arriba en el antiguo Stadium de Baqueira con nuestro dorsal, y esperando que llegara nuestro turno para realizar la primera prueba a la que nos enfrentabamos: el Gigante. Éramos 89 aspirantes de todos los niveles. Los nervios se palpaban.
Yo estaba concentrada pero alterada. Hasta que llegó mi turno. Como teníamos la posibilidad de realizar dos bajadas, decidí asegurar la primera ya que no se nos dio la opción de reconocer el trazado.
Llegué a meta y… ¡¡¡apta!!! Había entrado en el tiempo estimado. Al terminar todos de bajar, me comentaron que se habían caído unos diez aspirantes. Algo que no me extrañó debido al muro de la salida. Eso si; la nieve estaba estupenda.
Era pronto para emocionarse puesto que aún me faltaban dos pruebas. Así que volví a calentar motores. La siguiente prueba era la bajada en un fuera de pista. Y…¡¡vaya fuera de pista!! El desnivel se las traía, y la nieve del terreno bacheado había comenzado a ponerse dura. Sinceramente pensé que nos querían poner realmente en una situación dificil. Y qué mejor que hacernos bajar por ahí.
Arriba esperando, por más que me movía no conseguía entrar en calor. Empezó a hacer frío. Los nervios me estaban dejando petrificada y no veía el momento de que me tocara. Cuando llegó mi turno, miré hacia abajo y me lancé sin tiempo de pensar. Los miedos no existían. Comencé bien hasta que al final de un viraje tropecé en un bache que me hizo desequilibrar. Me asusté pero rápidamente recuperé el control. Sin embargo al llegar abajo no tuve buenas sensaciones. En fin... qué rabia. Estas cosas ocurren y la presión inevitablemente estaba haciendo mella.
Pero esto no había terminado. Quedaba la última prueba técnica en la que debíamos realizar giros cortos en una pista pisada. A pesar de que conozco mis limitaciones técnicas, creo que lo hice bien. Si; esta vez llegué con una buena sensación. Pero me preguntaba cómo de negativo había sido mi desequilibrio en el fuera de pista.
Eran las 14:00 de la tarde y habíamos terminado. Estaba agotada por la tensión y mis dudas no me dejaban descansar. Todavía tengo el estómago encogido a la espera de un resultado definitivo.

En todo este tiempo he dado lo mejor de mí. Y no sé porqué, tengo un sentimiento extraño. La primavera empieza y me veo envuelta en mucha incertidumbre. Me pregunto cómo será recompensado mi esfuerzo. Sólo sé que sea cual sea el resultado seguiré entrenando. Y... si finalmente no obtengo un aprobado, he de decir que rendirme no entra en mis planes:)
Este desenlace será el miércoles 27 de marzo, día en el cual saldrán las listas finales. Hasta entonces he decidido darme un tiempo de relajación y descanso. Estoy preparada para lo bueno y para lo malo, pero necesito no pensar.

Por otra parte, indiferentemente de lo que pase, quiero expresar mi más profunda admiración a alguien que se merece todo mi reconocimiento. Álvaro Mena; que creyó en mí desde el primer momento; que encontró horas de donde no las había para estar conmigo; que me ha enseñado no sólo a esquiar, sino todos sus conocimientos como esquiador y como profesor; y sobre todo, porque ha sabido transmitirme lo bonito que es este deporte y la pasión que siente por él. 

Os dejo mi último vídeo, el cual conservaré con mucho cariño. En él, muestro cómo ha sido mi evolución desde el primer hasta el último.

“Para empezar un gran proyecto hace falta valentía. Para terminar un gran proyecto hace falta perseverancia”



       


Si no podéis ver bien el vídeo pinchar aquí: http://vimeo.com/62412621

2 comentarios :

Dani dijo...

Ey! qué pasó al final? Aprobaste !!??

Esther Medina Loeches dijo...

Hola!!! lo pondré en breve :-D junto con conclusiones y un análisis de cómo ha sido la temporada. un abrazo!!!!

Mi foto
Innsbruck, Tirol, Austria

Contador

El tiempo

Seguidores

Con la tecnología de Blogger.