sábado, 19 de diciembre de 2015

ESQUIAR CON NIÑOS - PREPARACIÓN Y EQUIPACIÓN


Son muchos los padres o familiares que se ven un poco perdidos en el momento de preparar a los niños ante sus primeros días de esquí o sus primeras clases. Es normal, sobre todo si ellos o vosotros también estáis comenzando. Voy a intentar facilitar ese proceso con cosas sencillas para empezar. Tener además en cuenta que la mayoría de los puntos que voy a abarcar son también aplicables para los adultos.


ABRIGO: Pongamos un ejemplo. Imaginemos que es la primera vez que vas a esquiar con los peques y te ves en el momento de prepararlo. Miras por la ventana y hace sol. ¡¡Perfecto!! no hace frío... ¡Error! mira siempre las condiciones del tiempo, pues el que haga sol no es sinónimo de calor. Al igual sucede al contrario: día gris no es equivalente a frío extremo.
 ¿Por qué es importante saber las temperaturas? Son muchos los niños que llegan con
exceso de abrigo y no pueden casi ni moverse. Lo pasan mal y sudan continuamente. Lo mismo ocurre al contrario: niños que van poco abrigados y que al rato se quedan congelados. Informémonos de las temperaturas, tiempo, viento y abriguémoslos acorde a ello. Lo idóneo es por capas:

1. Camiseta térmica o larga que no sea de algodón ( El algodón se empapa de sudor porque no transpira, lo que significa quedarse mojado).
2. Chaqueta, sudadera o chaleco de forro polar.
3. Abrigo/chaqueta de esquí (impermeable y transpirable).


PANTALONES O MONO DE ESQUÍ: Importante que sean impermeables. Si las temperaturas son muy bajas ponerles leggins largos debajo. Al ponerles las botas, poner la funda impermeable del pantalón  por encima de ellas y no por dentro.

CALCETINES: los calcetines tienen que ser gorditos y largos (hasta debajo de la rodilla). Si los calcetines son cortos, luego habrá problemas con las botas ya que no tapan las zonas en las que la pierna tiene contacto con la bota. Además suelen arrugarse haciéndoles daño en los laterales del pie. Conclusión: calcetines largos y bien estirados. Y al igual que la camiseta, que no sean de algodón :-)

GUANTES: es importante escoger unos guantes del tamaño de sus manos. ¿Qué quiero decir con esto? Pues que si tienen unos guantes demasiado grandes se les caen a cada rato. Uno va a estar más preocupado de que no se les caigan que otra cosa. Además ellos tienden a quitárselos si no se sienten cómodos. Por otro lado si los guantes son muy pequeños, en cuanto se los quitemos por alguna necesidad luego es imposible volvérselos a poner. Los dedos no les entran y aún se hace más difícil con la humedad.
Seamos sensatos, los niños juegan con la nieve y los guantes son importantes. Cuando son muy pequeños (de 3 a 6 años aproximadamente), yo soy partidaria de escoger unas manoplas bien calentitas. Son superfáciles de poner incluso para ellos que es también de lo que se trata.
 
BUFANDA O BRAGA: no dejemos nunca el cuello al descubierto. Si queremos también tapar la cabeza porque hace mucho frío, lo mejor es un pasamontañas que le tape bien las orejas.

 
GAFAS DE ESQUÍ: gafas de ventisca (de esquí ) y no gafas normales de sol. De esta manera evitamos que se les meta nieve por los ojos, molestias con el viento, evitamos que se les caigan, que se les empañen y además protegemos sus ojos al 100%. Si tienen gafas graduadas ahora
venden gafas de esquí diseñadas para que los niños puedan llevarlas debajo.



CASCO: Obligatorio. Que se ajuste bien a la cabeza. Si lleva pasamontañas probárselo con él ya puesto.

BOTAS Y ESQUIS: lo normal es que al principio los alquilemos ya que los niños crecen muy rápido.  En las tiendas de alquiler se van a encargar de buscar cuales son los esquís ideales así como las botas. Pero si se tiene la intención de ir mucho a esquiar durante toda la temporada o te los van a prestar, ten en cuenta que las botas tienen que tener un poco de espacio en la punta del pie y que los esquís deben llegarles aproximadamente a la altura de la barbilla. No más largos que su altura puesto que les vas a dificultar el aprendizaje. Tampoco cojamos esquís de hace 30 años porque te lo has prestado alguien con toda su buena voluntad... (que conste que lo he visto hacer). Los esquís actuales facilitan los giros y además seguro que nos gusta que nuestro niño/a aprenda en igualdad de condiciones que los demás.
Si vemos que los esquís no deslizan llevémoslos a la tienda para que les apliquen cera.
Prestar atención de no ponerles las botas al revés. Las hebillas tienen que cerrarse en los laterales exteriores de la bota y el pie debe estar bien sujeto.

















BASTONES: los niños cuando empiezan en realidad no necesitan los bastones. Es una cuestión de aprendizaje. Pero es cierto que a muchos de ellos les hace ilusión llevarlos. Se preguntan ¿por qué tú puedes y ellos no?. Y en realidad si te pones en su lugar tienen toda la razón jaja. Somos su ejemplo y ellos aprenden de lo que ven.
Bueno, yo aquí intentaría manejar la situación de la mejor forma posible. Déjales disfrutar de los bastones en zonas llanas para que aprendan a empujarse o sencillamente que se familiaricen con ellos. Pero eso si, para hacer sus primeros descensos hay que convencerles que es mejor que no los
lleven.

CREMA DE SOL: por favor, no hay que dejar a los niños más blancos que a un muñeco de nieve. La crema de sol se pone una hora o media hora antes para que la piel lo absorba. El poner más crema no es sinónimo de mayor protección. Lo que hay que hacer es echarles crema cada determinado tiempo. Los días que no se ve mucho el sol también.
Como curiosidad, el que una crema sea de un factor más alto o más bajo no significa que tenga mayor o menor protección. Una mayor factor significa que una crema dura más tiempo sin necesidad de volverte a echar. 

PAÑUELOS DE PAPEL: si vas a dejarles en un curso déjales un paquete en el bolsillo. Los profesores suelen estar preparados pero no está demás que él también lo esté.

PEQUEÑA MERIENDA: en las clases dependiendo de la duración de ésta y de la edad, a veces se hace una pequeña pausa para recargar energías. Prepara una bolsita de plástico con un sandwich y un zumito dentro (por poner un ejemplo) y métesela en el bolsillo de la chaqueta.
El equiparles con una mochila aunque sea pequeña, al final es un estorbo. Y a no ser que sea por un caso especial, el profesor tampoco tiene porqué llevar las mochilas de los niños.


Otra opción muy concurrida es darle dinero al profesor, pero reconozco que a mi no me termina de gustar. Ando con mucho cuidado con el tema de las comidas, alergias, etc... Ante la duda, mejor que se lo lleven todo preparado de casa que no cuesta nada.

IDENTIFICACIÓN: ojalá no te ocurra nunca pero por si acaso un niño se pierde, lo ideal es meterles en el bolsillo una tarjeta con su  nombre, edad, tu nombre y número de teléfono ( aparte de lo que quieras aportar). Por otro lado, sea cual sea la edad, decidles a quien deberían dirigirse. Por ejemplo: "acércate a los que van vestidos de color verde".



MOCHILA DE LOS PADRES: entre otras cosas lleva siempre agua, calcetines, camiseta y ropa interior de recambio, así como gorro para cuando se quite el casco.


 
 
* La edad a la que pueden empezar a esquiar los niños así como el aprendizaje del esquí, lo desarrollaré con detalles en mi siguiente artículo. Pero como referencia pensemos que a partir de los 4 años suele ser la edad más adecuada. Aquí dejo además otros dos artículos relacionados:

- Primera equipación de esquí (adultos)
- Algunos consejos


jueves, 17 de diciembre de 2015

PRIMER NIVEL AUSTRIA (2ª PARTE)


El pasado fin de semana finalizaba el Primer nivel en Austria. Me siento contenta de decir que lo pasé sin problemas. El examen constaba de tres partes que se hacen en diferentes días. El primero trata de dar una clase de esquí para adultos. A sorteo te toca un elemento a enseñar y te tienes que poner en el papel de profesor. El segundo es un examen escrito de toda la teoría cursada. Y el tercero es un exámen técnico. En este último debemos hacer una bajada con giros en cuña, otra bajada en cuña conducida (cuña terminando en paralelo) y por último lo que aquí llaman el corredor, que es bajar en paralelo conducido en una pendiente elevada. Se debe empezar con giros amplios y progresivamente se reduce el radio hasta terminar en giro corto (como un embudo). Al final del corredor debes de parar de golpe y en un punto determinado. Te lo facilitan ya  que te lo señalizan para no perder referencias. Los examinadores son externos, es decir, no te examinan los formadores que nos han impartido el curso. Un punto extra porque estoy a favor de la imparcialidad en exámenes de este tipo.

Esperando a examinarnos
 
 
Aquí con mi compañera Tessa
 
 
He de decir que mi mayor celebración ha sido más por el motivo del idioma. Explicar movimientos técnicos en alemán así como el exámen teórico me tenía un poco nerviosa. No hubo más secreto que el de estudiar y traducir lo intraducible jajaja. Me siento bien, a día de hoy puedo decir que no tengo prácticamente problemas de comunicación.

Como datos a añadir tuvimos un día que se nos grabó para vernos. Me gustó que se analizara también a los formadores para mejorar sus demostraciones.
De entre todas las materias teóricas me encantó la dedicada a los niños. Le dan mucha importancia ya que como muchos sabéis son el corazón de las escuelas. A nivel práctico te dan muchos recursos que personalmente desconocía (juegos, juguetes en la nieve, ejercicios, etc... ). Aquí las escuelas suelen tener mucho material para hacer circuitos (cuerdas, conos, tubos, platillos,
banderines, aros....). En cuanto a aprendizaje vuelvo a caer en un tema: te dejan bien clarito que los niños tienen que aprender a cantear antes que a derrapar. En fin... aquí cada profesor que tome su propia perspectiva. Yo ya he cogido la mía quedándome con lo que más me ha convencido.

Clase dedicada a niños



¿Qué he echado en falta?
Creo que se enseñan ejercicios pero que no se explica la finalidad de cada uno. Importante para quien va a ser por primera vez profesor, ¿no?. Acorde con esto no se enseña a analizar a un alumno para observar sus carencias, sus fallos o como no sus puntos fuertes. Con la carga horaria que hay lo cierto es que no da tiempo, pero aprender a elaborar un plan de aprendizaje me parece un detalle imprescindible en un profesor. Sobre todo teniendo en cuenta que con el Anwärter puedes dar todos los niveles siempre y cuando sea en pistas (verdes, azules, rojas y negras).
Tampoco da tiempo a aprender a enseñar el paralelo conducido. Lo cursamos sólo a modo de aprendizaje personal.

Eso sí, todo lo que el Anwärter se deja en el tintero lo cursas en el Landeslehrer (Td2) donde parece que ya se encargan de  apretarte bien las tuercas . Como información, en el artículo anterior comenté que  no había prueba de acceso. Bueno, pues resulta que si que la hay pero para hacer el Landeslehrer que sería equivalente a un TD2.


* Para menos lío, he aquí los niveles de la Formación de un profesor de esquí en Austria y lo que serían más o menos sus equivalentes en España:

1. Anwärter = TD1
2. Landeslehrer = TD2
3. Diplom - skilehrer = TD3
4. Skiführer = Guía de montaña especializado en nieve (en España es otra formación diferente)

Y ya no doy más lata barra con esto. Lo importante es que he podido empezar a trabajar que tenía ganas. También todo nuevo para mí en la organización de la escuela así como los horarios.  Pero esto ya es otra historia de la que hablaré más adelante.

En mi próximo artículo daré consejos para ir a esquiar con los más pequeños. No os lo perdáis.

¡Un saludo desde las montañas de Stubai!


Anochecer desde Kampl



viernes, 4 de diciembre de 2015

CURSANDO EL PRIMER NIVEL EN AUSTRIA


 
El tiempo vuela y sin darme cuenta ya es medio año el que llevo aquí en el Tirol. Me va bien y me siento en armonía con la gente de aquí.  Ahora me mantengo a la espera de empezar a trabajar de nuevo como profesora de esquí. Y alguien se preguntará: ¿esperando por qué si la temporada empezó a finales de septiembre?. Pues bien, cuando llegué la escuela ya contaba conmigo. Pero al final las cosas no iban a ser tan fáciles como en un primer momento parecían.

Tras mi primera reunión oficial, resultó que el Td1 (Técnico Deportivo de Esquí Alpino nivel I) no es válido aquí en Austria. Valoré la opción de terminar el Td2 (que no me queda nada), pero parece que tampoco es válido. Mi jefe de primera mano se informó y así me lo dejó caer: tu certificado español no es convalidable y no puedes ser profesora sin la titulación de aquí. Fue como si me cayera un jarro de agua.

Como soy muy curiosa me quise informar en persona. Me acerqué en Innsbruck a la oficina donde se hacen las convalidaciones  relacionadas con las titulaciones de esquí (Annerkenung Unterlagen). Allí una mujer muy amable me puso al día de todo. Sólo para hacer el intento de convalidar necesitaba que el certificado tuviera el sello ISIA. Además tenía que buscar un traductor oficial y pagar los trámites de gestión. Un montón de papeleo y dinero que al final no iban a servirme de nada.
Tras esto me acerqué a la Federación de profesores de esquí del Tirol (Tiroler Skilehrerverband) por si era posible cursar el Landeslehrer (Td2) en vez del primer nivel (Anwärter). Y allí me dijeron que para eso primero tenía que convalidar el Td1. Vaya, que la puertas estaban cerradas y no había nada que hacer.

En definitiva después de dar tantas vueltas decidí que era tontería insistir en el asunto. Aquí puedes trabajar sin titulación cuidando niños. Lo que sería el Jardín de nieve (Kinderbetreung). Podría haberme decantado por eso ya que de hecho me lo ofrecieron. Pero al fin y al cabo había venido a lo que había venido y creo que invertir en hacer el Nivel 1 austriaco era la mejor opción. Todo lo que sea aprender y mejorar es positivo, y teniendo en cuenta que posiblemente opte por quedarme largo tiempo por aquí no está demás tenerlo.

Comencé el fin de semana del 21 de noviembre. El curso en total son 10 días intensivos divididos en fines de semanas. Primera apreciación: carga horaria infinitamente menor que en España, no hay prueba de acceso ni tampoco hay que hacer prácticas en una escuela de esquí. Parece que se
da por hecho que quien se presenta tiene ya un buen nivel... y he de decir que no es del todo cierto. Hay de todo a pesar de que la mayoría llevan toda la vida esquiando.

El primer día sólo tuvimos teoría. Muy buenas impresiones. Todo bien organizado, buenos profesores y buenos apuntes. Pero por si alguien tiene la duda: ¡nada de inglés! Todo en alemán y si hay extranjeros tienen el detalle de no hablar con dialecto. Y aquí tengo que decir que entre otras cosas uno de los motivos por los que este curso me está viniendo perfecto, es porque estoy aprendiendo muchísimas palabras y explicaciones técnicas que necesitaba.
Los idiomas se consideran un punto extra en un profesor, pero el turismo que se recibe es sobre todo alemán, holandés, austriaco y suizo. Así que el inglés aunque es importante y es una alta vía de comunicación entre profesores y clientes, no es el idioma determinante.

Me parece que la teoría se da a toda mecha. Mientras que en España dedicamos un tiempo (creo que valioso) por poner un ejemplo a la asignatura de material, aquí en una hora está finiquitada. Nada de prácticas de mantenimiento, etc... Para ser más concreta vimos 5 asignaturas en un sólo día. No se andan en detalles.

 Primer día de práctica en Stubeier Gletscher. -17 grados y muertos de frío.
 
Prácticas en la estación Bergeralm (Steinach am Brenner)
 

Sin embargo las horas prácticas en pistas que son las que prevalecen, es todo muy correcto. Buenas demostraciones y correcciones personales a un ritmo relajado. ¿Qué puedo decir? Pues nada nuevo. Buscan buena posición y buen desencadenamiento de los movimientos. Algunos ligeramente diferentes a los que aprendí pero a los que me estoy adaptando bien. Como curiosidad observo por ejemplo que aquí las cuñas se hacen más pequeñas, la extensión-flexión no se exagera tanto
y a rasgos generales observo que se esquía con los esquís más juntos.
Algo que me agrada es que se pule también un poco la técnica personal. ¡Vamos!, que estamos haciendo cuña y de repente se nos lleva a hacer giro corto en nieve bien dura. Terapia de choque jaja.

 
La sorpresa llega cuando resulta que la progresión estipulada es un tanto distinta. ¿Si digo que se aprende a cantear antes que a derrapar que pensaríais? Pues aquí lo hacen. Luego uno lo puede aplicar o no. Pero la teoría así lo dice y tiene su explicación. Yo me volví loca con esto y tuve que preguntar varias veces si era correcto. Pues sí, lo había entendido bien. La progresión es la siguiente (traducido al español):

1. Descensos-deslizamientos
2. Cuña
3. Giros en cuña
4. Aprendizaje de la toma de cantos
5. Aprendizaje del derrapado
6. Cuña conducida (cuña terminado en paralelo)
7. Paralelo conducido
8. Aprendizaje del clavado de bastón

Como se puede ver, se atiende antes a los ejercicios de toma de cantos antes que a los de derrape. Y el paralelo elemental (paralelo derrapado), forma sólo parte del proceso sin ser uno de los puntos más elaborados. Cada uno es libre de meter cantos o derrapar en función de las condiciones de la nieve.

Este fin de semana continúo con el curso. Como curiosidad decir que tenemos un día de Snowboard y que dedicaremos tiempo a una materia especifica para la enseñanza con niños. Informaré sobre las novedades y desenlace.

¡¡¡Hasta entonces os deseo un buen puente!!!

                Mi grupito de chicas

 
 


 
 


Mi foto
Innsbruck, Tirol, Austria

Contador

El tiempo

Seguidores

Con la tecnología de Blogger.