sábado, 16 de diciembre de 2017

EMPEZANDO CON EL ESQUÍ DE TRAVESÍA

 
Una de las cosas que tenía desde hace tiempo pendiente era comenzar con el esquí de travesía. Hace 3 años comencé a hacer mis pequeños paseos con unos esquís prestados. Me gustó y mucho, pero no miento si digo que hasta  hoy no he podido sacar el tiempo necesario para ponerme a ello.  Y entre otras cosas siempre es necesario invertir en material.

Había que dar el primer paso, que pare mi fue buscar unos esquís de travesía y unas fijaciones.
Ha sido difícil decidirme para que se adaptara a mis necesidades. Preguntando a compañeros y buscando información en otros blogs al final fui perfilando lo que quería.

Para empezar quería unos esquís más anchos a los que utilizo habitualmente, pues la idea es  bajar también por fuera de pista. Pero tampoco quería unos esquís freeride (muy anchos) ya que tampoco creo que sean muchos los días en los que me vaya a encontrar la nieve adecuada. Entonces dí con un modelo que me convenció y que se ajustaban a mi presupuesto: los K2 TalkBack 88.



Cotas: 127/88/113mm
Longitug: 160cm
Peso aproximado: 1250grs


Una vez elegidos los esquís llegó el gran debate: las fijaciones. Yo la verdad es que quería algo lo más polivalente posible. Y de momento aunque la subida es importante, no quería restar mucho en el disfrute de las las bajadas. Así que después de muchos consejos por aquí y por allá me decidí por los MARKER Tour F10. Estas fijaciones lo bueno que tienen es que están preparadas para esquiar en pista así como para utilización de botas de esquí alpino. La única pega es que en comparación con unas fijaciones específicas de travesía (Dinafit) son más pesadas.

Pieles de foca: aquí no me compliqué mucho la existencia. Ví que vendían unas totalmente a medida y preparadas para mi modelo de esquí. Van genial.



 
Debo de decir que estoy contenta con la elección. Con esta combinación puedes tener un esquí polivalente (pistas, travesía, un poquito de fuera de pista). Pero como he comentado, cada uno debe adaptar su equipo de esquí a sus gustos y necesidades.


¿Botas? No he comprado. Las que utilizo actualmente son unas botas race que no se me ocurriría utilizar ya que son pesadas y rígidas. Sin embargo, en el desván guardaba las anteriores. Una botas de esquí All Montain usadísimas que además no conseguí vender (Lange Delight Pro 90). Mira que bien, nunca se sabe. Tienen la característica de estar adaptadas para poder realizar pequeñas caminatas con comodidad. A ver, no son botas de travesía y como tal también pesan más. Pero por el momento no necesito nada más. (Mi experiencia con ellas subiendo ha sido buena y no me han dado ningún problema.  Eso sí, no aprieto la bota tanto como en el descenso).

Bastones extensibles: los compré el año pasado con idea de algún día empezar con esto. Muy ligeros y poder adaptarlos al terreno es ideal.

Ropa: como todavía estoy en proceso de ampliar mi atuendo, me planté en la montaña con mis mallas de correr de invierno. Bien gorditas. Eso si, con los pantalones de esquí preparados en la mochila por si acaso entraba el frío. No recomiendo a nadie llevar pantalones de esquí en el ascenso. A los 5 minutos te cueces y es muy incómodo.
Para la parte de arriba como siempre en capas y a ser posible lo más ligeras posible (térmica-chaqueta media- y abrigo). Todo empieza a sobrar cuando te pones en movimiento, pero mejor que sobre a que falte.


Ya con todo lo más importante del equipo preparado sólo faltaba empezar. Marcamos una ruta facilita en la estación de esquí de Schlick 2000 en Stubai. La idea era probar el material y ver qué tal las sensaciones.

Fue el domingo pasado 10.12.17. La mañana comenzó muy fría  y con viento. Pensé que la cosa no iría bien pero sin embargo cuando llegamos a la estación media (Fronebem 1363)  el tiempo comenzó a mejorar. De ahí disfrutamos de un camino de montaña hasta arriba (Bergstation 2136).
Tuvimos algunas dificultades al final puesto que la pendiente era mucho mayor y comenzó a refrescar bastante. En realidad, cuestión de técnica que nos falta. Pero lo solucionamos y llegamos. El tiempo se estaba complicando así que comimos un Käsestpatzle para entrar en calor (comida típica del Tirol)y rápidamente nos volvimos esquiando.


Dejo un video. El paisaje era increíble y es lo que más disfrutamos ¡Deseando volver a repetir!










0 comentarios :

Mi foto
Innsbruck, Tirol, Austria

Contador

El tiempo

Seguidores

Con la tecnología de Blogger.