martes, 15 de julio de 2014

LA TEMPORADA COMENZÓ EN EL VOLCÁN


Los días pasan sin darme cuenta. La vida aquí es tranquila pero siempre hay tareas que hacer. No me canso de los paisajes, de la energía que rodea este lugar y… lo más importante es que me siento acogida. Además hace una semana cayó esa gran nevada que tanto esperábamos. Desde entonces, en cuanto marca buen tiempo esto empieza a llenarse de gente y se crea un ambiente especial.

He decidido hablar un poco sobre las diferencias más notorias a las que tuve que enfrentarme cuando llegué a este centro en comparación a lo que estaba acostumbrada  en Baqueira. Para mí, este paso ha sido brutal, intenso, pero lleno de valores y aprendizaje.

Hablamos de una estación pequeña. Como decía en mi anterior artículo somos pocos trabajadores los cuales nos conocemos todos. Por ello, tengo la oportunidad de ver, acceder, ayudar y aprender partes del mantenimiento de la estación. Cosas que sabemos que están ahí pero que nos parecen un mundo aparte y desconocido. Me refiero a la labor del pisanieves, de los pisteros, de los remonteros (andarivelistas), de la importancia de hacer un buen alquiler de equipos, de que el acceso de la carretera funcione los días en los que hiela… Cosas que obviamos pero que sin su óptima organización no es igual.

Tal vez, por poner un ejemplo, una de las partes en las que me siento privilegiada es la de poder conocer más de cerca la función de la máquina pisanieves. Estamos tan acostumbrados a levantarnos y plantarnos en estaciones bien pisaditas, con todo en orden… y nos quejamos con tanta facilidad. Aquí puedo hablar directamente con el conductor de la única máquina pisanieves del Volcán. Me ha dejado subirme y ver  en primera persona como pisa la zona donde damos clases.  Nos explica cuándo se debe pasar, en qué condiciones de nieve y meteorología entre otras cosas.  Y ahora puedo valorar y entender que sin su función… nada de lo demás funciona. Pues así ocurre con todo.

La dificultad principal para llevar todo adelante es la meteorología. Nos encontramos en un lugar húmedo debido al lago y al mar. Hay problemas de congelación y de viento fuerte, y al llegar a primera hora nos encontramos con que la nieve es puro hielo. Todas las mañanas los pisteros deben quitar grandes cantidades de hielo de las torres de los telesillas. Sin embargo los días sin viento y cuando cae un poco de nieve, los días son sencillamente maravillosos. Todas las adversidades se olvidan sin más.

Desde el punto de vista como profesora, mis primeras clases aquí fueron de lo más insólito. Nada que ver a lo que consideraba la normalidad. Todavía no teníamos habilitado el telearrastre de la zona de iniciación (o como lo llaman aquí el pony), y andaba subiendo y bajando a pie con grupos de debutantes, recorriendo parte de la montaña para encontrar zonas adecuadas, pistas heladas… no entraré en detalles…jajaj.  Pero puedo decir que al final todo está siendo una experiencia buena y ahora que todo ha entrado en funcionamiento me siento feliz con cualquier pequeño detalle. Y lo mejor de todo es que al final se consigue que la gente se lo pase bien en cualquier circunstancia y disfrute de la nieve y de la montaña.

Por otro lado, en tanto a la función de la escuela entramos en un tema más allá de lo que es el aprendizaje del esquí o el snowboard en sí mismo. La situación geográfica del Volcán Osorno y la no tradición del esquí dificulta hacer grandes grupos de esquiadores que puedan y quieran subir de forma habitual. En este caso me refiero sobre todo a padres y niños, que al fin y al cabo son los que en un futuro podrán introducir una nueva generación. Desde la escuela se está intentando crear un club de recreación mediante promociones de clases económicamente más asequibles. La idea final es conseguir una lista de niños con un nivel mínimo de cuña interesados en progresar y entrar en el club los fines de semana con una tarifa realmente baja. Nos interesa fomentar el esquí y las ganas de venir. Más tarde la idea será poder plantear nuevos objetivos en los que están implícitos el transporte, la compra del equipo personal, etc… De momento ya hay personas interesadas por lo que esperamos que salga adelante.

Por lo demás vuelvo a dejar una pequeña selección de fotos. Con ellas uno puede entender porqué no cambio esto por nada.
Por cierto... aquí ahora mismo está nevando :-D




































* La información de la escuela está a mi cargo, por lo que si hay interesados en el club de recreación se pueden poner en contacto conmigo en esquiesther@gmail.com

1 comentarios :

Anónimo dijo...

www.skiforu.blogspot.com.es

Mi foto
Innsbruck, Tirol, Austria

Contador

El tiempo

Seguidores

Con la tecnología de Blogger.